un empate mas, pero con otro gusto

A la larga, dicen, los puntajes que los equipos consiguen son una consecuencia de su rendimiento. El factor suerte puede torcer un poco para allá o un poco para acá, pero no más. Sólo el tiempo, entonces, ubicará a Racing en esta escala. Consumido el primer cuarto del torneo, el balance numérico habla de un 33% de puntos obtenidos, cinco de 15: pocos para un equipo que necesita muchos porque así lo requiere la lucha anti-descenso. Sin embargo, la sensación térmica va a contramano y dice que este Racing de Llop se está acomodando y camina lento. Pero camina al fin. Como en aquella película nacional de los años 80, Darse cuenta, en la que el protagonista accidentado debe volver a recuperar el andar pero, mientras, sufre, se deprime, parece que nunca lo va lograr y al final da el pasito.

Racing tiene un andador y en eso se traslada, crece día a día. Hoy mejor que ayer, esperando mañana para seguir con su evolución. El diagnóstico indica algunas certezas que deberá pugnar por superar, como la falta de gol. Y vaya que tendrá que esforzarse y aguzar los sentidos para conseguirlo, porque de los goles depende ganar o no. Por eso, en cierto modo, sólo empató con Tigre. Porque las que tuvo no supo resolverlas, al igual que tantas otras a lo largo de estos cinco partidos que lo tiene con apenas dos goles a favor, uno de ellos -ante Argentinos- con el que sumó por única vez de a tres. Pero, en tanto, va reforzando ideas y tratando de forzar realidades. Jugando por abajo, apostando a la agresividad para recuperar la pelota en campo rival aunque a veces se atolondre y pase del vértigo al torbellino. Interesante la posición de Maxi Moralez, con gran despliegue para aparecer por cualquier lado, pedirla siempre y buscar el desequilibrio. Lo mismo que el ir constante por las bandas de los volantes.
Tigre (que pareció conformarse rápido con la igualdad en Avellaneda) lo padeció, en especial en la primera etapa antes de que Cagna metiera mano y cerrara los extremos con el ingreso de Jerez. Ahí Racing se taró y el tiempo que se agotaba le agotó las piernas. Encima, la roja a Mercado -cuatro minutos después que la de Castaño- apuró las tablas cuando Racing se predisponía a sacar provecho del hombre de más. Pero fue hasta donde pudo, hasta donde le dio el cuero. Mañana, quizá, dé un pasito más.

2 comentarios:

CALIGULA dijo...

Un triunfo con Argentinos y un empate (injusto) con Tigre eran impensables hace semanas.

Saludos.

Anónimo dijo...

El equipo levantó muchísimo, la
actitud y las ganas son otras...
Espero que sigamos así metiendo, corriendo, poniendo todo...
Nos falta gol, pero hay otra cosa que está asomando, parece que se está empezando a gestar el equipo

Klito,el kmionero

 
# Contact info submission url: blogracing.blogspot.com site_owner: Mariano Capuzzi country: Argentina display_email: racingblog@gmail.com site_name: El Blog de Racing Club